Más de 7.500 entradas y 350.000 visitantes desde el 9 de octubre de 2011

Guerra y revolución en Siria (Capi Vidal)

La dificultad para conocer lo que está ocurriendo en Siria no nos debería eximir de dar a conocer una sorprendente praxis libertaria; a la complejidad se suma la gran cantidad de fuerzas participantes en el conflicto bélico, muchas de ellas aspirantes a crear su propia estructura autoritaria, por lo que nuestra solidaridad debe estar con los que buscan nuevos modos liberadores de organización.

En 2011, cuando el Estado empezaba a desaparecer, las comunidades buscaron modelos alternativos y los encontraron en la visión del anarquista sirio Omar Aziz, exiliado que volvió a Siria para realizar un informe llamando a la construcción de consejos locales. Aziz tenía una visión transformadora integral, pensaba que la revolución debeía abarcar todos los ámbitos de la vida, tanto a nivel social como en las relaciones personales, para socavar el sistema de dominación y opresión. Los consejos, órganos de organización horizontal ideales para que personas de diferentes culturas y clases sociales trabajaran juntas, se plantearon con tres objetivos: como independencia frente al Estado, como búsqueda de cooperación colectiva y como inicio de una revolución social, que empezara en lo local y llegara hasta lo nacional.

El primer consejo se estableció en Zabadani al que siguieron otros en las ciudades de Barzeh, Daraya y Douma. Cientos de consejos se extendieron por Siria, independientes su mayoría de grupos políticos o militares, formados por activistas revolucionarios, profesionales y representantes de las grandes familiar, tribus, etnias y grupos religiosos. Estos consejos, como experimentos de autoorganización y a través de comités y departamentos, se ocupan de proporcionar agua, ayuda humanitaria, educación y sanidad a las comunidades locales, además de encargarse de la defensa, de cultivar alimentos y poner en funcionamiento fuentes alternativas de energía. Los consejos, a nivel local, se conectan con otros de mayor tamaño de ámbito provincial. Desgraciadamente, Omar Aziz no ha llegado a ver los éxitos y fracasos de estas prácticas autogestionarias, ya que murió en febrero de 2013 después de ser detenido por el servicio de inteligencia sirio y ser encarcelado en condiciones inhumanas durante más de dos meses.

Catalunya (Amnistiaren Aldeko eta Errepresioaren Aurkako Mugimendua)

Askatasuna eskuratzeko jorratzen ari den bidean sufritzen ari den errepresioaren aurrean, Amnistiaren Aldeko eta Errepresioaren Aurkako Mugimenduak bere elkartasuna helarazi nahi dio Catalunyako herriari.

Catalunya autodeterminazio eskubidearen urrats taktikoa gauzatzeko erabakigarritasun osoa erakusten ari den honetan, Espainiako Estatuaren benetako aurpegia ari da agerian gelditzen, faxismoaren aurpegia hain zuzen ere.

Gerra eta odolaren isurketaren bidez sortu zuten Espainia, eta gerra eta odolaren isurketaren bitartez behin betikotzeko prest jarraitzen du Espainiako Estatuak. Euskal Herrian ondo ezagutzen ditugu demokrazia deitzen dioten horren izenean egindako gehiegikeriak, ondo ezagutzen ditugu Zuzenbide Estatuaren izenean herriaren aurka burututako estatu erailketak, torturak, atxiloketa masiboak, legez kanporatzeak eta kartzelaratzeak.

Justicia (Albert Libereco)

El sentido de la Justicia debe ser democrático y no autoritario, por lo tanto las leyes no pueden estar sujetas por una élite de poder que las dicta y las impone a su antojo como mecanismo de control y organización social, sino por la sociedad anónima que procura el bien de la comunidad.

Migraciones y cambio climático (Francisco Soler)

Abogado

Los migrantes, una nación sin pueblo, no sólo tienen que huir de otros hombres para sobrevivir, con el colapso climático, también deben huir del planeta. Son los migrantes climáticos. Sienten en su cuerpo la inhospitalidad de la Tierra y además reciben en su rostro la escasa solidaridad y ausencia de fraternidad de sus nuevos vecinos. La patria, para aquellos a los que esta palabra todavía dice algo, sólo significa la imposibilidad de sobrevivir. Son nuda hominum. Hombres desnudos, despojados de todo estatuto jurídico, al no ser reconocidos por el derecho internacional como refugiados y no haber ningún régimen legal que los proteja. ¿Puede llegar a ser el colapso climático un instrumento biopolítico de control de flujos migratorios y dominación?

Sujetos políticos en su país, pero sin estatuto jurídico en su éxodo, los migrantes climáticos se han convertido en sujetos de segunda clase. No están pero son retenidos. El resultado de esta indefinición es la paradójica figura de los «expulsados retenidos». Meras existencias de frontera. Vidas desnudas ante el poder soberano de la Naturaleza y del Estado, a la que quedan reducidos los seres humanos sin derecho ni ciudadanía. En ellos la trilogía clásica estado-nación-territorio queda truncada. Pero desde su abandono y desprotección nos interrogan. Ponen en cuestión nuestro estatuto de ciudadanos de la Unión Europea, blancos y occidentales, titulares de derechos.

Europa es un punto neurálgico para las migraciones climáticas que llegan desde África y Oriente Próximo. Pero para muchas personas será imposible huir. Sólo quienes gozan de buena salud o posen más recursos podrán emprender el éxodo, el abandono de todo lo que son y de todo lo que tienen. Las poblaciones inmovilizadas entretanto habrán de padecer situaciones humanitarias más graves que quienes emigran. Muchos serán abandonados a su suerte en zonas semiabandonadas, inhóspitas, sin la protección del estado y en contextos angustiosos. Es necesario preguntarse, por ello, si cuando el colapso climático se haga más profundo, estas regiones pueden llegar a convertirse en «espacios de excepción» donde todo sea posible, a modo de modernos campos de concentración. Sin alambres de púas, barreras, rejas, sólo con barreras climáticas.